miércoles, 4 de julio de 2018

Manualidades, ¿deseo o don?

Me encanta ver en instagram o pinterest todo lo relacionado con manualidades en accesorios  y sobre todo infantiles. Lo veo, y siempre me digo, qué fácil!! Me tengo que poner....
Y va pasando el tiempo.... me tengo que poner... y llega el día en que decido que es el momento de ponerse. Busco por internet todo lo que necesito, compro maquina de coser, pistola de silicona, los básicos de una madre con dos pequeños, que se emociona viendo todas las preciosas manualidades que se publican.

Y llegas a casa, y tienes que ponerte a ello, y ....... resulta que no es tan fácil, coser a máquina cuando veía a mi abuela parecía coser y cantar, pero madre mía! esa canilla del demonio, nunca atino.

Entonces, cambio de plan y me pongo a arreglar lazos para Olivia con la pistola de silicona, y a ver, no es ingeniería punta, pero tiene su cosa que te quede limpito el lazo y bien montado.

Como conclusión, me sigue emocionando ver tantas cosas monísimas que sabe hacer la gente, me crezco en ocasiones y me veo capaz, pero tengo que reconocer, que al final, acabo corriendo al chino del barrio a comprar los lazos y ... lo relativo a la máquina de coser... algún día lo conseguiré.

P.D. Gracias Patricia por arreglarme los collares, lo intenté, lo sabes, pero.... Gracias amiga!

miércoles, 11 de abril de 2018

Ready Player One

Imagen: http://www.imdb.com/title/tt1677720/mediaviewer/rm4286860032 

Dado el momento actual en mi vida ir al cine no es algo que haga con frecuencia, de hecho, es un día de celebración cuando voy.
Y no es como antes, que veías todas las películas que podías, ¡qué más daba! Al día siguiente podías ir otra vez, pero ahora... ahora es diferente. Piensas la película que vas a ir a ver, lees las críticas, ¿es una de las que ha ganado un Oscar? ¿Quién la dirige? ... y entonces, llega.... Ready Player One, y justo puedes ir a verla, y los astros se alinean, y de repente, te encuentras en el cine, con el recuerdo de un libro que te enganchó, que te encantó, y pasa la película sin que pierdas detalle.
Toda la película atenta, sin perder detalle, sin que la cabeza se vaya a otros pensamientos (para mi esto no es fácil, y Ready Player One lo consiguió... )

Salí emocionada, feliz, con la mente divertida, volviendo a recordar que la fantasía es maravillosa, que nos hace volar... y con el firme propósito de ir más al cine.

Creo que no hace falta que lo diga, pero vaya, totalmente recomendable.